martes, septiembre 23, 2008

Lo que hace Segovia en mi cabeza

Cuenta una leyenda que el acueducto de Segovia no es de origen romano, sino producto del Demonio. Una criada que servía en una casa de un rico lugareño, cuya casa miraba desde lo alto a la plaza de Azoguejo, tenía como misión trasladar cada día el agua fresca del río para uso y disfrute del señor. La faena era tremendamente penosa, tanto por la distancia como por las cuestas que había hasta llegar a la casa. Así iba desgastando su energía la muchacha día a día, sabiendo que al día siguiente le esperaba el mismo calvario. Como necesitaba el dinero, no podía abandonar el trabajo. Un día, se derrumbó de auténtico cansancio y desesperación antes de llegar a la casa. Tanto fue su desespero, que aun siendo una buena muchacha, entre lagrimas invocó al diablo ofreciéndole su alma con tal de no tener que ejercer nunca más faena tan penosa. El diablo raudo y veloz, como si hubiera leído su pensamiento se presentó ante la joven para aceptar el trato. La joven lanzó su propuesta y le dijo: “Si eres capaz de hacer algo para traer el agua del río justo a la casa de mi señor y librarme de esta agonía antes de que salga el sol y cante el gallo, te entregaré mi alma para siempre”. El diablo aceptó el trato pero hizo firmar a la muchacha un pacto de sangre allí mismo. Contento por poder contar con un alma más, se esfumó antes de que la joven se diera ni cuenta. La muchacha se arrepintió enseguida de lo que había hecho, pero se tranquilizó pensando que seria imposible que el diablo cumpliera su promesa en una sola noche, así que terminó como pudo su jornada y se fue a su casa a descansar, aunque no pudo conciliar el sueño. Cuando cayó la noche, una gran tormenta asoló la ciudad. Solo la muchacha sabia que no era un simple tormenta, si no el mismo diablo cumpliendo lo que ella le había pedido. Se asomó a la ventana y pudo contemplar como miles de diablos estaban trabajando en la construcción del acueducto. La muchacha entonces se dio cuenta de que estaba perdida y rezó y rogó pero nadie le contestó. La obra siguió durante toda la noche hasta que solo quedaba una piedra por poner. El diablo agradeció a todos sus maléficos ayudantes su colaboración y entre bailes y risotadas se encaminó hacia el último hueco que quedaba sin prisa, sabiéndose ganador. De pronto, sonó un gallo y el diablo paró en seco desconcertado. Un rayo de luz se anticipó a la noche y el diablo no había colocado la última piedra... Indignado, se fué, dejando atrás la grandiosa obra casi terminada y el alma de la muchacha libre. La joven arrepentida corrió hacia la iglesia para confesar al sacerdote lo que había ocurrido y éste, convencido de que había sido un milagro que la muchacha escapara de las garras del diablo, ordenó colocar una imágen de la Virgen y de San Esteban en el hueco de la piedra.

10 comentarios:

krikri dijo...

ala!! eso no lo sabía yo.... pero mira que eres buena guia!!! me puedo apuntar al viaje??? jejejej

Besitos loka!!!

marina dijo...

Esto es verdad o te lo has inventado para impresionar a los abueletes?? Les va a gustar seguro!!
Te imagino contándolo (ahí por el micro del bus) cambiando el tono a castellano del pueblo de la pauuula cada vez que llegues a las palabras "la muchacha", pero qué bonito te va a quedar, no?
Muuuuas fea!!

Paula dijo...

X supuesto que te puedes apuntar, yo te hago pasar x una pobre ancianita :P

Y Marina si me lo he inventado yo, pero se lo tragaran verdad?, que siii que robo a los ancianitos y les cuento trolas, pero... y lo felices que son? Va ahora en serio esta historia es de verdad es una leyenda que hay sobre el acuedupto, pero mola jeje

Un Besoooooo os quierooo

krikri dijo...

ala!! voy haciendo la maleta!!! mmmm kizas si llevo una crema antiarrugas cuela que mi piel esté tan firme y juvenil... ¿no?

:D besitossssssss

Niña melón dijo...

como mola la historia!! seguro que los abuelos se quedan encantados. Yo creo que lo mejor es que le cuentes la historia a tu jefa y le digas que lo mejor sería interpretar la historia en plan obra de teatro. Y que necesitas que te acompañen unas amigas para hacerlo bien. Yo me pido ser la muchacha, claro. Marina y Vero pueden ser diablillos, tú el Diablo y Kriss, por supuesto, la Virgen que ponen en el hueco (jijiji). Colará??

Paula dijo...

waaala esoo molaria, aunq mejor busquemos a otra para hacer d virgen q igual la actriz no encaja demasiado bien en el papel, la metemos mejor haciendo bulto en los diablos vale?.
Un Besooo y bienvenidaa :D

mmmmaaaaarrrrrrttttttaaaaaaaa dijo...

eres tan profunda... tia.. akojonas tengo en mi poder el nuevo disko de la Pulke mi momio k mare meuaaaa
jajaja
te quierooooo

krikri dijo...

peeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerdona?? como q no doy en el papel de virgen????!!! cht!!! envidiosas!!! como soy la unica q sigue los dictados de nuestro queridisimo colegio la anunciación... y es que yo... virgen hasta el matrimonio... :P

maite dijo...

Kri kri eso de virgen al matrimonio me permito diskreparloooo

marina dijo...

y castilla leon?? qué hace en tu cabeza?