martes, febrero 27, 2007

Extraño

Nunca fue fácil despedirse, y menos cuando no hay posibilidad de volver. Nunca fue fácil decir adios, tal vez por eso el hasta luego suele quedar mejor.
He visto tu reflejo en el retrovisor de un coche blanco, aunque se que es imposible. Aun no entiendo porqué no fotografié tu ojo en aquel momento perfecto. Y no entiendo porqué no te reconocí la última vez que te vi.

4 comentarios:

marina dijo...

va, en serio, cuentamelo!

paulita dijo...

no van por ahi los tiros, ademas hoy nos has visto al canario? no te sierve eso?
UN BESOO

krikri dijo...

eeeee q yo no me entero.... jooo... y luego me dices q si yo tomo setas.... pos tu andas por ahi viendo cosas tb:P

Paulita dijo...

si pero a mi no me hace falta lo de las setas, con los champiñones me basta, mira que ya estoy empezando a entrenarme con las collejas