domingo, febrero 05, 2006

Entonces...


Me abres, me sacas el corazón, lo abandonas en medio de alguna parte, lo dejas que se seque bajo el sol, le das alguna que otra patada las suficientes como para que siga latiendo. Lo vuelves a poner dentro de mi, cierras la herida. Y cuando ya se ha curado mi cicatriz, entonces...entonces es cuando me preguntas como estoy, es entonces cuando me das un abrazo para consolarme, cuando tus labios se plantan en mi mejilla para no sentirte culpable de lo que no has hecho. Pero es entonces... cuando me doy cuenta de que no lo necesito.

6 comentarios:

krikri dijo...

jooo q bonito! si necesitas ayuda para las cicatrices me avisas q yo te ayudo a q se curen.
Muaaaaaaaaaaakkssssssssss

marina dijo...

si, pero el enlace es porque está bueno! no me lo niegues!! Tu versión del dibujo es mejor...:P

Ais! como la quiero yo a la tonta esta! Que mal se me da hablar en serio por aquí... Dicen que nadie es necesario en realidad... ¿¿Pero que haría yo sin ti?? Deja pasar un poco de tiempo, ahora está todo muy oscuro, no?

Te mando mi rosa? Besooooooos!

Eride dijo...

Un tímido aplauso desde las sombras para ese corazón de gazpacho todoterreno. Y muchos ánimos :*

Sopa de tomate dijo...

solo decir que GRACIAS!!!!

Niña melón dijo...

ninoninonino alla q voy con mercromina y agüita oxigená (alcohol no q pica, aunque igual, con un superabrazo mimimi de la compresión va y se cierra mejor,no? habrá q probarlo :D

sigue mirando los monos q te sonrien por mi mientras no puedo estar contigo. i love youuuuuuuuu

Nepomuk dijo...

Bueno, podría ser peor... podría hacer lo mismo y luego pirarse, sin beso, sin arrepentimiento y sin ná de ná.

Vamos... ni una cervecita, oiga.